Jornada de trekking al Yelmo

El sábado 18 de octubre nos encontramos 12 valientes de la Peña del Carrito en el parking de Canto Cochino. Un día soleado sin apenas nubes y con una temperatura muy suave nos daba la bienvenida y adelantaba una magnifica ruta por la Pedriza que tendría como objetivo coronar su cumbre más característica, el Yelmo. Posteriormente nos acercaríamos a contemplar una formación muy curiosa y única como es el Hueso, un gran puente de granito apoyado sobre la base del Risco del Loco.

La subida hasta los Altos de Medina la hicimos por el Barranco de los Huertos. Esta resultó relativamente cómoda, ya que los buitres que nos sobrevolaban levantaban nuestra vista del suelo y nos hacían olvidarnos del cansancio del constante esfuerzo.

IMG_0921Desde Prado Pino y después de una parada para beber y reponer algo de fuerzas nos dirigimos por el Collado de la Encina con la esperanza de divisar pronto la gran mole granítica del Yelmo.
Antes de acercarnos al gran domo que domina la Pedriza Anterior nos acercamos a la lagunilla que se forma en su cara sur en cuanto las lluvias riegan las paredes de los berrocales y lancheras que guardan su ladera.

IMG_0879Desde la Pradera del Yelmo y después de otra parada en la lagunilla rodeamos el Yelmo hasta la chimenea que da acceso a la cumbre por la cara norte y que exige que echemos el resto para poder conseguir el premio de la cima ya que los movimientos por este estrecho recorrido se hacen complicados y precarios.

IMG_0905

IMG_0892

El recorrido hasta el Collado de la Dehesilla nos levanta el ánimo ya que cambiamos las subidas por un terreno más llano y una bajada, eso sí, no exenta de terreno accidentado y donde tenemos que concentrarnos para evitar un traspiés.

arbolNos detenemos en el Collado de la Dehesilla para comer algo contundente por fin. Algunos parece que han estado toda la noche cocinando y sacan de la tartera auténticas obras maestras culinarias si tenemos en cuenta que estamos en montaña y aquí cualquier cosa que se deje comer ya es algo.

Bajamos desde el Collado de la Dehesilla por el arroyo del mismo nombre literalmente, ya que el camino cuando lleva agua es en si el propio arroyo, hasta detenernos en un pequeño e imperceptible cruce de caminos. Lo poco transitado de este sendero se nota en la escasez de hitos o un trazado bien definido sobre las acículas de pino silvestre que hacen de alfombra por toda la subida que nos lleva hasta el Hueso. El Hueso es sin duda uno de los tesoros ocultos de la pedriza al que normalmente solo acuden escaladores con intención de sufrir en su chimenea uno de los largos de escalada más “anecdóticos” de la pedriza. La subida, que se hizo muy dura por lo justo de las fuerzas a esas alturas, nos fue recompensada no solo por la presencia del Hueso sino también por unas enormes setas que crecían bajo la sombra de los pinos que presiden toda la ladera.

 

IMG_0910

Tras dejar el Hueso en su eterno reposar el resto del camino fue coser y cantar, una visita de paso al Tolmo, una gran roca que yace en mitad del valle posiblemente fruto de un gran desprendimiento ancestral, nos dejaba ya sin casi darnos cuenta al lado del Refugio Giner de los Ríos y subidos en la “Autopista de la Pedriza” que, si bien es un camino normal y corriente, si lo comparamos con el resto de senderos de la pedriza se convierte en una auténtica vía rápida.
En el Bar de Canto Cochino comentamos la experiencia con refrescos y cerveza que nos reponen del esfuerzo que ha significado esta magnífica ruta por una pequeña parte de la Pedriza que todavía se guarda muchos secretos y que nos reta a otra visita para conocerlos. ¡Volveremos!

IMG_0896

¡Aquí tenéis todas las fotos!

Get the flash player here: http://www.adobe.com/flashplayer

Comparte el artículo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *